4 de marzo | Hijos e Hijas de Dios | Elena G. de White | El Maestro enviado del cielo


«Jesús les dijo: “Yo soy el pan que da vida.
El que viene a mí, nunca tendrá hambre; y el que cree en mí, nunca tendrá sed”». Juan 6: 35, DHH

NUESTRA INTELIGENCIA es la mejor posesión que tenemos; pero debe estar preparada por el estudio, la reflexión y el aprendizaje en la escuela de Cristo, el mejor y más auténtico educador que el mundo haya conocido jamás.— Review and Herald, 6 de enero de 1885.
«Yo soy el pan de vida» (Juan 6: 35), el Autor, el Alimentador y el Sustentador de la vida eterna. […] Cristo se presentó a sí mismo bajo el emblema del pan celestial. Comer su carne y beber su sangre significa recibirlo como el Maestro enviado del cielo. Creer en él es esencial para la vida espiritual. Los que participan del banquete de la Palabra de Dios nunca sienten hambre, nunca padecen sed, nunca desean ningún bien más elevado ni más exaltado.— Manuscrito 81, 1908.
El conocimiento más sublime y verdadero se encuentra en la Biblia. Hay elocuencia en su sencillez. Hay quienes se aferrarán a las palabras de los considerados grandes personajes del mundo, y querrán espaciarse en su fraseología como algo que necesitan valorar y tomar muy en cuenta. Oirán a hombres y mujeres exaltando a seres humanos, ensalzando a aquellos a quienes el mundo llama grandes. Al hacerlo, pierden de vista a Cristo y su Palabra. Para ellos no es el todo de todos; no es el primero, el último y el mejor en todo. Los tales necesitan sentarse a los pies de Jesús, para aprender que conocerlo significa vida eterna (Juan 17: 3).— The Youth’s Instruc- tor, 8 de diciembre de 1898.
La Biblia es nuestra guía segura que nos conduce a la vida eterna. Dios inspiró a los autores bíblicos a que escribieran lo que constituye la verdad. Y la verdad nos atraerá, y, si la practicamos, nos capacitará para recibir y obtener poder moral a fin de situamos entre las mentes más educadas. La mente de todos aquellos que estudien la Palabra de Dios se ampliará.— The Youth’s Instructor, 27 de octubre de 1898.

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS
Elena G. de White
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*