4 de enero 2019 | Devoción Matutina para Adultos | Dios va adelante

“Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides” (Deuteronomio 31:8).

Un antiguo proverbio inglés recuerda que “aquel que se rehúsa a partir dice adiós muchas veces”. Fue lo que ocurrió con Moisés, en sus momentos finales con el pueblo de Israel. Tenía miedo de que después de su partida el pueblo dejase los caminos de Dios. Sus palabras de despedida, presentadas en Deuteronomio 31, repiten consejos y desafían: “Sé fuerte y valiente”. Primero él se dirige al pueblo; y después, a Josué. En la parte final del capítulo, Dios también presenta el mismo consejo al nuevo conductor, y además lo repite cuatro veces más en el primer capítulo del libro de Josué. En total, son siete recordaciones de que el liderazgo, la fidelidad, los nuevos desafíos y las conquistas exigen fuerza y coraje.

La garantía de la presencia divina permanece firme, pero no elimina los problemas. Necesitas seguir adelante con fe y enfrentar las crisis con fuerza y valor, confiando en que Dios calma la tempestad, o fortalece los brazos para soportarla. Como enseñó Elena de White: “En esta vida debemos arrostrar pruebas de fuego y hacer sacrificios costosos, pero la paz de Cristo es la recompensa” (Testimonios para la iglesia, t. 5, p. 199). Por eso, el desafío continúa: “Sé fuerte y valiente”. Cuanto más oscura sea la noche, más valioso será el amanecer.

Dios estará a tu lado, pero enfrenta los desafíos confiando en él, y también haciendo tu parte. No esperes que todo ya aparezca listo en tus manos: no te sitúes como víctima de ninguna situación o persona y no desistas frente a la primera dificultad. Si caes, aprende a levantarte. Y ten sueños osados. Sé “fuerte y valiente”: Dios está contigo.

La promesa que más marcó a Josué, y también a ti, que tienes un año entero por delante, está en el versículo 8, que dice: “Y Jehová va delante de ti”. Si todavía tienes dudas sobre el futuro; si estás enfrentando una crisis espiritual, emocional o financiera: si tienes algún problema de salud; si estás pasando por una prueba de fe y te sientes solo, débil o desanimado, renueva tu seguridad. Con el Señor delante de ti, no hay río que no se detenga a tu paso, ni muro que no caiga ni puerta que no se abra. Fortalece tu confianza en el Señor y cambia tu ansiedad por la paz que él ofrece. No te olvides: tus problemas pasan, pero Dios es eterno.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2019

NUESTRA ESPERANZA

Erton Kohler

Lecturas devocionales para Adultos 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*