4 de diciembre | Una religión radiante | Elena G. de White | La recompensa por cumplir con la misión

«Y el que siega recibe salario y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra se goce juntamente con el que siega». Juan 4: 36

DIOS QUIERE QUE TODOS COLABOREMOS. La atareada bestia de carga responder mejor a los propósitos de su creación que cualquier indolente. Dios está siempre en acción. Los ángeles son ministros de Dios siempre en actividad en apoyo de los seres humanos. Los que esperan un cielo de inactividad se verán frustrados, porque en el estilo de vida del cielo no cabe la satisfacción de la ociosidad; en cambio allí se promete la dicha plena a los «trabajados y cargados»: «Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor» (Mat. 11:28; 25: 21, 23). El siervo fiel entonces depondrá su armadura con regocijo, y olvidará el fragor de la batalla en el glorioso reposo preparado para los que hayan vencido por la cruz del Calvario — Mensajes para bs jóvenes, § 66, p. 214.
El peso de la ira divina recaerá sobre los que hayan malgastado su tiempo y pretendido «servir a Dios y a Mamón» (Mat. 6; 24, RV4) en vez de únicamente a su Creador. Si vivimos para Dios y para el cielo, señalando el camino de la vida a otros, avanzaremos y escalaremos gozos más elevados y más santos. Seremos recompensados por el Señor que nos dirá: «Está muy bien. Has sido un administrador honrado y fiel. Y como has sido fiel en lo poco, yo te pondré al frente de mucho más. Entra y participa en mi propia alegría» (Mat. 25: 21, LPH).— Testimonios para la iglesia, t. 4, p. 57.
« Yo planté la semilla en sus corazones, y Apolos la regó, pero fue Dios quien la hizo crecer. No importa quién planta o quién riega; lo importante es que Dios hace crecer la semilla. El que planta y el que riega trabajan en conjunto con el mismo propósito. Y cada uno será recompensado por su propio arduo trabajo. Pues ambos somos trabajadores de Dios; y ustedes son el campo de cultivo de Dios, son el edificio de Dios».
1 Corintios 3: 6-9, NTV

DEVOCIONAL ADVENTISTA
UNA RELIGIÓN RADIANTE
Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*