4 de agosto | Mi vida Hoy | Elena G. de White | Dejad brillar vuestra luz


Vosotros sois la luz del mundo…Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. (Mat. 5:14, 16)

Si andáis en la luz, todos podéis ser portadores de luz para el mundo. No tratéis de realizar alguna gran obra, al mismo tiempo que pasáis por alto las pequeñas oportunidades que tenéis a vuestro alcance. Podemos hacer mucho ejemplificando la verdad en nuestra vida diaria. No es fácil resistir a la influencia que podríamos ejercer de esa manera. Los hombres tal vez combatan y desafíen nuestra lógica; quizá resistan a nuestras súplicas; pero una vida basada en un propósito santo, que manifiesta amor desinteresado en beneficio de los demás, es un argumento en favor de la verdad que no se puede contradecir. Se puede hacer mucho más mediante una vida humilde, consagrada y virtuosa, que por medio de la predicación cuando falta el ejemplo piadoso. Podéis laborar para edificar la iglesia, para animar a los hermanos y para conseguir que las reuniones sociales sean interesantes; y podéis enviar vuestras oraciones, como hoces afiladas, con los obreros que van a trabajar en la mies. Todos deberían tener personal interés y profunda preocupación por orar y velar por el éxito de la obra.
Con mansedumbre podéis dirigir la atención de los demás a las preciosas verdades de la Palabra de Dios. Los jóvenes…tal vez nunca puedan presentar la verdad desde el púlpito, pero podrían ir de casa en casa y hablar a la gente del Cordero de Dios que quita el pecado del inundo. El polvo y la escoria del error han enterrado las preciosas
gemas de la verdad; pero los obreros del Señor pueden desenterrar esos tesoros, para que muchos puedan contemplarlos con deleite y asombro.
Hay una gran variedad de trabajos, que se adaptan a diversas mentalidades y talentos. En el día de Dios nadie encontrará excusa por haber estado atado a sus propios intereses egoístas. Trabajando por los demás es como mantendréis vivas vuestras almas…El esfuerzo ferviente y abnegado juntará gavillas para Jesús. El Señor es un auxilio poderoso. (HS:181-182)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

Comments

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*