3 de marzo | Mi vida Hoy | Elena G. de White | José


Y dijo Faraón a sus siervos: ¿Hemos de hallar otro hombre como éste, en quien haya espíritu de Dios? Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú: serás sobre mi casa, y por tu dicho se gobernará todo mi pueblo: solamente en el trono seré yo mayor que tú. (Gén. 41:38-40)

De la mazmorra donde estaba, José fue elevado al cargo de gobernador de todo el país de Egipto. Era ése un puesto muy honroso, aunque acechado por dificultades y peligros. Nadie puede ocupar un cargo elevado sin correr riesgos. Tal como la tempestad avanza sin dañar la humilde florecilla del valle, pero desarraiga el altísimo árbol que corona la montaña, aquellos que mantienen su integridad en las actividades de una vida humilde pueden verse arrastrados a la sima por las tentaciones que asedian frente al éxito y los honores humanos. Pero el carácter de José pasó la prueba impuesta por la advertencia como por la prosperidad. Manifestó tanta fidelidad hacia Dios cuando entró en el palacio del faraón como cuando estaba prisionero en el calabozo. Era todavía extranjero en un país pagano; seguía separado de su familia, donde se adoraba a Dios; sin embargo creía firmemente que la mano divina había dirigido sus pasos, y confiando constantemente en el Señor, desempeñó fielmente sus obligaciones. Por medio de él la atención del rey y los grandes de Egipto se dirigió hacia el verdadero Dios; y… aprendieron a respetar los principios que se revelaban en la vida y el carácter del adorador de Jehová.
¿Cómo se preparó José para dejar un registro tal de firmeza de carácter, rectitud y sabiduría? En los años de su juventud siempre había prestado más atención al deber que a las propias inclinaciones; y la integridad, la sencilla confianza y noble carácter del joven fructificaron en las acciones del hombre… El hecho de que hubiera cumplido fielmente el deber en cualquier situación, desde el más humilde hasta el más elevado, había adiestrado todas sus facultades para rendir el servicio más alto. El que vive de acuerdo con la voluntad de Dios, se asegura el desarrollo más genuino y noble del carácter. (PP:198)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional, Mi vida Hoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*