29 de mayo | Una religión radiante | Elena G. de White | La amistad de Jesús como fundamento

«Pero Jesús les dijo en seguida:“¡Cálmense! Soy yo. No tengan miedo”». Mateo 14: 27, NVI

LOS CRISTIANOS HAN DE SER las personas más alegres y felices, ya que pueden tener la , conciencia de que Dios es su padre y su amigo eterno. […]

Aquellos que ciertamente se han familiarizado por experiencia propia con el amor y la tierna compasión de nuestro Padre celestial, impartirán gozo y luz dondequiera se encuentren. Su presencia y su influencia serán para los demás como fragancia de delicadas flores, porque están en comunión con Dios y el cielo, y la pureza y el Sublime amor celestial son transmitidas a través de ellos a todos los que se mueven en el ámbito de su influencia — Mensajes para los jóvenes, § 124, p. 363.

Nuestro Salvador fue profunda e intensamente fervoroso, pero nunca sombrío o esquivo. La vida de quienes lo imiten estará llena de elevados propósitos, y tendrán un profundo sentido de su responsabilidad personal. Rechazarán la liviandad; entre ellos no habrá júbilo tumultuoso ni bromas groseras; pues la religión de nuestro Señor Jesús da «paz […] como un rio manso» (Isa. 48: 18, NTV); que no extingue la luz del gozo, no impide la jovialidad ni oscurece el rostro alegre y sonriente.— El camino a Cristo, cap. 13, pp. 179-180.

«Jehová te bendiga ¡y te guarde.

Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro y ponga en ti paz». Números 6: 24-26

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*