28 de septiembre | Hijos e Hijas de Dios | Elena G. de White | La gloria de Dios comprometida

«No tengan miedo y no pierdan la esperanza ante este gran ejército, porque esta guerra no es de ustedes, sino de Dios». 2 Crónicas 20:15, PDT

CADA UNO DE LOS QUE INVOCAN el nombre de Cristo tiene una misión que cumplir. Una voz procedente del cielo nos llama con toda seriedad al deber. Hagámosle caso. Empecemos desde ahora mismo a comprometernos en la labor. ¿Por qué estamos todo el día ociosos? Hay siempre algo que cada uno de nosotros tiene que hacer, una labor que requiere nuestra máxima dedicación. Cada momento valioso de la vida está ligado con algún compromiso que debemos a Dios o a nuestros semejantes. […]
Queda todavía por hacer una gran obra para salvar a las almas. Todos los ángeles gloriosos se hallan comprometidos en esta labor, mientras que se opone a ella todos los demonios de las tinieblas. Cristo nos ha demostrado el gran valor de las almas al venir con el atesorado amor de la eternidad en su corazón, ofreciendo hacer a todos herederos de sus infinitas riqueza; y para eso nos revela el amor del Padre por la raza culpable, y nos lo presenta como justo y justificador del que cree.— Testimonies on Sabbath School Work, vol. 4, p. 42.
Hay muchos que están en las filas de los enemigos de la verdad, a quienes debemos hacer frente en nuestra labor de predicar el evangelio a toda criatura. Nuestra esperanza no reside en nuestro conocimiento de la verdad, ni en nuestra propia capacidad, sino en el Dios viviente. […]
La gloria de Dios se halla comprometida. Y debiera realizarse un esfuerzo definido, en lo que a nosotros respecta, y una fe viviente en que el poderoso Dios ha de manifestar su poder, o de otra manera todo fracasará. El Señor derrotó a los enemigos de Israel. El desbarató sus ejércitos. Huían sin saber de quién. ¿Quién puede resistir en la presencia del Señor Dios de Israel?.— Review and Herald, 10 de mayo de 1887.

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS
Elena G. de White

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*