27 de abril | Mi vida Hoy | Elena G. de White | Sé un ejemplo para los fieles

Sé ejemplo de los fieles en palabra, en conversación, en caridad, en espíritu, en fe, en limpieza. (1Tim.4:12)

La atmósfera que nos rodea afecta consciente e inconscientemente a toda persona con la cual nos relacionamos… Nuestras palabras, nuestros actos, nuestro vestido, nuestra conducta, hasta la expresión de nuestro rostro, tienen influencia…Cada impulso impartido de ese modo es una semilla sembrada que producirá su cosecha. Es un eslabón de la larga cadena de los acontecimientos humanos, que se extiende hasta no sabemos dónde. Si por nuestro ejemplo ayudamos a otros a desarrollar buenos principios, les damos poder para hacer el bien. Ellos a su vez ejercen la misma influencia sobre otros, y éstos sobre otros más. De este modo, miles pueden ser bendecidos por nuestra influencia inconsciente.
Arrojad una piedrecita al lago, y se formará una onda, y otra y otra, y a medida que crecen éstas, el círculo se agranda hasta que llega a la costa misma. Lo mismo ocurre con nuestra influencia. Más allá del alcance de nuestro conocimiento o dominio, se extiende sobre otros como una bendición o una maldición…
Y cuanto más amplia es la esfera de nuestra influencia, mayor bien podemos hacer. Cuando los que profesan servir a Dios sigan el ejemplo de Cristo practicando los principios de la ley en su vida diaria; cuando cada acto dé testimonio de que aman a Dios más que todas las cosas y a su prójimo como a ellos mismos, entonces la iglesia tendrá poder para conmover al mundo. (CMPA:417-418)
Si nuestros jóvenes se proponen un ideal excelso y sustentan principios firmes y una moral pura, todo unido a la manifiesta afabilidad y cortesía cristianas, refinarán su carácter hasta una perfección que les abrirá el camino por todas partes, y ejercerán una poderosa influencia en favor de la virtud, templanza y justicia. Caracteres como ésos serán de supremo valor para la sociedad, más valiosos que el oro. Su influencia corresponde a esta vida y a la eternidad. (Pacific Health Journal, 07-1890) (125)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*