26 de mayo | Ser Semejante a Jesús | Elena G. de White | Guardar el sábado como una familia

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones. Deuteronomio 7:9.

Padres, escudriñen las Escrituras. No sean sólo oidores, sino también hacedores de la Palabra. Cumplan la norma de Dios en la educación de sus hijos. Que vean que ustedes se están preparando para el sábado durante los días de trabajo de la semana. Durante los seis días debería hacerse toda la preparación; que la ropa esté lista, y que en el día de la preparación se haya cocinado todo lo que debe cocinarse para el sábado. Es posible lograr esto; y si se establece como regla, se puede hacer…
Explique a sus hijos lo que hace y su propósito, y haga que se ayuden a sí mismos y a sus padres en su preparación para guardar el sábado de acuerdo con el mandamiento. Lleve a sus hijos a considerar el sábado una delicia, el día de los días, el día santo del Señor, honorable…
El viernes, la vestimenta de los hijos… debiera haber sido arreglada por las propias manos de ellos bajo la dirección de la madre, de manera que puedan vestirse prontamente, sin confusión ni apresuramiento, ni órdenes precipitadas…
Este es el santo día de Dios; el día que puso aparte para conmemorar su obra creadora, un día que bendijo y santificó…
En el sábado, los padres deberían dar todo el tiempo que puedan a sus hijos, haciendo que sea una delicia. He visto muchas familias donde el padre, la madre y los miembros de más edad de la casa se separan de los niños más chicos y los dejan solos para que se entretengan solos lo mejor que puedan. Después de unos momentos, los niños se aburren y salen al aire libre y se ocupan en algún juego o alguna clase de diablura. De esa manera el sábado no tienen ningún significado sagrado para ellos. Cuando el tiempo es agradable, los padres pueden llevar a sus hijos a dar una caminata por el campo o por el bosque, y hablarles de los árboles elevados, los arbustos y las flores, y enseñarles que Dios es el Hacedor de todas esas cosas. Enséñenles después las razones para la observancia del sábado, que es para conmemorar las obras creadas por Dios. Luego de trabajar seis días descansó el séptimo, y bendijo y santificó el día en el que descansó. De esa manera se les puede dar la instrucción más provechosa.—Lake Union Herald, 14 de abril de 1909.

DEVOCIONAL SER SEMEJANTE A JESÚS
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*