Dice Romanos 11:33: “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!”

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*