26 de julio | Mi vida Hoy | Elena G. de White | La presencia divina.


Me mostrarás la senda de la vida: hartura de alegrías hay con tu rostro; deleites en tu diestra para siempre. (Salmo 16:11)

Ningún principio intangible, ninguna esencia impersonal o mera abstracción pueden satisfacer las necesidades y anhelos de los seres humanos en esta vida de lucha contra el pecado, el pesar y el dolor. No es suficiente creer en la ley y en la fuerza, en cosas despiadadas, y que nunca oyen el clamor por ayuda. Necesitamos saber de un Amigo infinito que se compadece de nosotros. Necesitamos estrechar una mano cálida y confiar en un corazón lleno de ternura. Y como tal se ha revelado Dios en su Palabra. (Ed:129)
Los que andan en las sendas de la sabiduría, se sienten alegres en gran manera, aun en la tribulación; porque él, a quien aman sus almas, marcha invisible, al lado de ellos. (DMJ:116)
La presencia de Cristo en el corazón es una potencia vivificadora que fortalece todo el ser.
Ningún rastro de egoísmo debe mancillar nuestro servicio. “No podéis servir a Dios y a Mamón”. Ensalzad ante el mundo al Hombre del Calvario. Exaltadle por tina fe viva en Dios a fin de que vuestras oraciones puedan ser oídas. ¿Comprendemos bien claramente hasta qué punto se acerca Jesús a nosotros? Se dirige a nosotros personalmente. Se revelará a todo aquel que quiera ser revestido de su justicia. Declara: “Yo soy quien sostiene tu diestra”. Coloquémonos en un lugar donde pueda verdaderamente sostenernos, donde podamos oírle decir con fuerza y autoridad: “Fui muerto; y he aquí vivo para siempre jamás.” (5TS:35)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

Comments

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*