24 de febrero | Mi vida Hoy | Elena G. de White | La espera del poder

Vosotros asentad en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de potencia de lo alto. (Luc. 24:49)

Toda alma verdaderamente convertida sentirá un deseo ardiente de llevar a otros de las tinieblas del error hacia la luz admirable de la justicia de Jesu-cristo. El extraordinario derramamiento del Espíritu de Dios, que iluminará toda la tierra con su gloria, no ocurrirá hasta que haya un pueblo instruido en la verdad, que conozca por experiencia lo que significa ser colaboradores jun-tamente con Dios. Cuando hayamos mostrado absoluta y sincera consagra-ción al servicio de Cristo, Dios mostrará su aceptación mediante el derrama-miento de su Espíritu sin medida; pero esto no sucederá mientras la mayor parte de los miembros de la iglesia no sean coadjutores de Dios. El Señor no puede derramar su Espíritu cuando el egoísmo y la complacencia con la pro-pia conducta son tan manifiestas; cuando prevalece un espíritu tal que, de ex-presarse en palabras, formularía la pregunta con que Caín respondió a Dios: “¿Soy yo guarda de mi hermano?…”
Cuando el corazón de los creyentes está encendido con el amor de Dios, aquéllos trabajarán constantemente por Jesús. Revelarán la mansedumbre de Cristo y un propósito inconmovible que no vacilará ni admitirá desánimo. Dios empleará hombres humildes en el desempeño de su obra, pues hay una enorme viña que requiere obreros. (RH, 21-06-1896)
La promesa del Espíritu Santo no se limita a ninguna edad ni raza. Cristo declaró que la influencia divina de su Espíritu estaría con sus seguidores has-ta el fin. Desde el día de Pentecostés hasta ahora, el Consolador ha sido en-viado a todos los que se han entregado plenamente al Señor y a su servi-cio…Cuanto más cerca de Dios han andado los creyentes, más clara y pode-rosamente han testificado del amor de su Redentor y de su gracia salvadora. Los hombres y mujeres que a través de largos siglos de persecución y prueba han gozado de una gran medida de la presencia del Espíritu en sus vidas, se han destacado como señales y prodigios en el mundo. (HAp:37)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional, Mi vida Hoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*