22 de mayo | Hijos e Hijas de Dios | Elena G. de White | Entusiasmo y alegría

«Pero ahora los exhorto a cobrar ánimo».Hechos 27: 22, NVI

JESÚS VIVIÓ EN UN HOGAR de artesanos, y con fidelidad y alegría desempeñó su parte en llevar las cargas de la familia. […] Trabajaba con entusiasmo y tacto. Se necesitaba mucha paciencia y espiritualidad para introducir la religión de la Biblia en la vida familiar y en el taller; para soportar la tensión de los negocios terrenales y, sin embargo, continuar deseando sinceramente la gloria de Dios. En esto Cristo fue nuestro Ayudador. Nunca estuvo tan ocupado por los afanes de este mundo que no tuviera tiempo o pensamientos para deleitarse en las realidades celestiales.

El Señor Jesús a menudo expresaba su alegría cantando salmos e himnos sagrados. Con frecuencia los moradores de Nazaret oían su voz que se elevaba en alabanza y agradecimiento a Dios. Mantenía su comunión con el cielo mediante el canto, y cuando sus compañeros se quejaban por el cansancio, eran alegrados por la amena melodía que brotaba de sus labios. Sus alabanzas parecían ahuyentar a los ángeles malignos; y como incienso, llenaban el lugar de fragancia.— El Deseado de todas las gentes, cap. 7, pp. 55-56.

No frunzan el entrecejo ni refunfuñen cuando se requiere alguna tarea de ustedes; más bien cumplan con buen ánimo los pequeños deberes. […] No son más que tareas sencillas del hogar, y que a ustedes les parecerían muy insignificantes si otro tuviera que hacerlas. Si las hacen con buena disposición y corazón alegre, a fin de hacer algo para aligerar los afanes de sus padres, serán una bendición en el hogar. No saben cuán beneficioso puede ser si su rostro está siempre animoso y radiante, y si están dispuestos para aprovechar toda oportunidad de ayudar. […] Así día a día construyen para la eternidad.

Mis queridos jóvenes, cultiven caracteres de acuerdo con el Modelo divino. Entretejan en su carácter toda la bondad, la obediencia gozosa, la comprensión y el amor que puedan.— The Youth’s Instructor, 24 de septiembre de 1884.

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS

Elena G. de White

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.