21 de mayo | Ser Semejante a Jesús | Elena G. de White | Jesús guardó el sábado haciendo el bien

Entonces Jesús les dijo: Os preguntaré una cosa: ¿Es lícito en día de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿salvar la vida, o quitarla? Lucas 6:9.

No es violación del sábado realizar obras de necesidad, como atender a los enfermos o ancianos y aliviar el dolor. Tales obras están en perfecta armonía con la ley del sábado. Nuestro gran Ejemplo siempre estuvo activo en el sábado, cuando las necesidades de los enfermos y dolientes se presentaban ante él. Por causa de esto, los fariseos lo acusaron de quebrantar el sábado, como lo hacen hoy muchos ministros religiosos que están en oposición a la ley de Dios. Pero nosotros decimos: Sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; [es decir,] el que osa hacer esta acusación contra el Salvador ver. Romanos 3:4.

Jesús contestó la acusación de los judíos así: “Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes”. Mateo 12:7.

Ya les había declarado que había guardado los mandamientos de su Padre. Cuando fue acusado de quebrantar el sábado en ocasión del milagro de curar al hombre de la mano seca, se volvió contra sus acusadores con la pregunta: “¿Es lícito en día de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿salvar la vida, o quitarla?” Resumiendo su respuesta al cuestionamiento de los fariseos, dijo: “Es lícito hacer el bien en los días de reposo”. Mateo 12:12. Aquí Cristo justificó su obra como estando en perfecta armonía con la ley del sábado.—The Signs of the Times, 28 de febrero de 1878. Los que sostienen que Cristo abolió la ley, enseñan que violó el sábado y justificó a sus discípulos en lo mismo. Así están asumiendo la misma actitud que los cavilosos judíos. En esto contradicen el testimonio de Cristo mismo, quien

declaró: “Yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor”. Juan 15:10.

Ni el Salvador ni sus discípulos violaron la ley del sábado. Cristo fue el representante vivo de esa ley. En su vida no se halló ninguna violación de sus santos preceptos. Frente a una nación de testigos que buscaban ocasión de condenarle, pudo decir sin que se le contradijera: “¿Quién de vosotros me convence de pecado?” Juan 8:46 (VM)…

“El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo” (Marcos 2:27), dijo Jesús. Las instituciones que Dios estableció son para el beneficio de la humanidad… La ley de los Diez Mandamientos, del cual el sábado forma parte, la dio Dios a su pueblo como una bendición. “Y nos mandó Jehová”, dijo Moisés, “que cumplamos todos estos estatutos, y que temamos a Jehová nuestro Dios, para que nos vaya bien todos los días, y para que nos conserve la vida, como hasta hoy” Deuteronomio 6:24.—El Deseado de Todas las Gentes, 254, 255.

DEVOCIONAL SER SEMEJANTE A JESÚS

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*