18 de julio | Mi vida Hoy | Elena G. de White | Linaje escogido.


Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. (1 Pedro 2:9)

En cierto sentido el padre es el sacerdote de la familia cuyo sacrificio debe ofrecer por la mañana y por la noche en el altar familiar. Pero la esposa y los hijos deben unirse con él en la oración y en el canto de alabanzas. Por la mañana, antes de dejar a la familia para irse a sus quehaceres del día, reúna el padre a sus hijos en torno suyo, y postrados ante Dios, encomiéndelos al cuidado del Padre celestial. Al concluir el día, libre ya de los cuidados de su ocupación, vuélvase a reunir la familia en plegarias de acción de gracias y en canto de alabanzas, en reconocimiento del cuidado divino durante el día…No dejéis nunca de reunir a vuestra familia alrededor del altar de Dios. (MC:371)
No pasemos por alto nuestras obligaciones hacia Dios al esforzarnos por atender la comodidad y felicidad de los huéspedes. Ninguna consideración debería hacernos desatender la hora de la oración. No habléis ni os entretengáis con otras cosas hasta el punto de estar todos demasiado cansados para gozar de un momento de devoción. Hacer esto es presentar a Dios una ofrenda imperfecta. Deberíamos presentar nuestras súplicas y elevar nuestras voces en alabanza feliz y agradecida, a una hora temprana de la noche, cuando podamos orar sin apuro, e inteligentemente.
Vean todos los que visitan un hogar cristiano que la hora de la oración es la más preciosa, la más sagrada y la más feliz del día. Estos momentos de devoción ejercen una influencia refinadora, elevadora sobre todos los que participan de ellos. Producen un descanso y una paz gratos al espíritu. (MJ:346)
Una luz por pequeña que sea, si está siempre encendida, puede servir para prender muchas otras. Nuestra esfera de influencia podrá parecer limitada, nuestras capacidades pequeñas, nuestros oportunidades escasas, reducidos nuestros recursos; no obstante, si sabemos aprovechar los que nos ofrece nuestro hogar, podemos realizar maravillas. (MC:333)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

Comments

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*