15 de mayo | Una religión radiante | Elena G. de White | La esperanza que nos hace felices

«Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: “Nunca te dejaré; jamás te abandonaré”». Hebreos 13: 5. NVI

LOS JÓVENES deben cultivar un espíritu de alegría y satisfacción. […] El mundo está lleno de insatisfechos permanentes, que pasan por alto la felicidad y las bendiciones que tienen a su alcance, y andan continuamente en busca de úna felicidad y una alegría que no pueden alcanzar. Constantemente están tratando de obtener algún esperado y lejano bien, mayor que el que poseen, y se sienten siempre frustrados.— Testimonios para Ia iglesia, t. 2, pp. 214, 565.

No tienen a Dios, ni «esta esperanza» que «mantiene firme y segura nuestra alma, igual que el ancla mantiene firme al barco. Es una esperanza que ha penetrado hasta detrás del velo en el templo celestial». «Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro» (Heb. 6:19, DHH; 1 Juan 3:3). Así se verán libres de inquietudes y frustraciones; no estarán viendo lo negativo siempre por todas partes ni angustiándose por dificultades imaginarias. Vemos, no obstante, a muchos sufrir por vicisitudes que ni siquiera se han llegado a presentar. Llevan impresa la ansiedad en el rostro, son incapaces de hallar sosiego; pues de continuo esperan algún mal terrible.

Quienes así piensan deshonran a Dios y desprestigian la fe de Cristo. No tienen verdadero amor hacia Dios. […] Sus emociones se han vuelto enfermizas. Las vanas diversiones no corregirán nunca su negatividad. Necesitan la influencia transformadora del Espíritu de Dios para ser felices.— Testimonios para la iglesia, t. 1, p. 492, adaptado.

«Aunque la higuera no dé renuevos; ni haya frutos en las vides; aunquefalle la cosecha del olivo, y los campos no produzcan alimentos; aunque en el aprisco no haya ovejas, ni ganado alguno en los establos; aun así, yo me regocijaré en el Señor, ¡me alegraré en Dios, mi libertador!». Habacuc 3: 17-18, NBD

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*