14 de marzo | Hijos e Hijas de Dios | Elena G. de White | La mejor motivación


«Permanezca el amor fraternal». Hebreos 13:1

NADIE EN LA FAMILIA puede encerrarse en sí mismo. […] Si está lleno del amor de Cristo, manifestará cortesía, amabilidad y la máxima consideración hacia los sentimientos de los demás, e imprimirá, por medio de sus actos de amor, una tonalidad suave, placentera y gozosa a sus relaciones. Será evidente que vive para Jesús, que está aprendiendo diariamente lecciones a sus pies, y recibiendo su luz y su paz.— The Youth’s Instructor, 22 de junio de 1893.
Cultivar de forma esmerada el decoro externo no basta para acabar con el enojo, el juicio implacable y la palabra inconveniente. El verdadero refinamiento no traslucirá mientras se siga considerando al yo como objeto supremo. El amor debe residir en el corazón. Un cristiano verdadero funda sus motivos de acción en el amor profundo que tiene por su Maestro. De las raíces de su amor a Cristo brota un interés abnegado por sus semejantes.
Entre todo lo buscado, apreciado y cultivado, nada hay que sea tan valioso a la vista de Dios como un corazón puro y una disposición impregnada de agradecimiento y paz.
Si en el corazón existe la divina armonía de la verdad y del amor, ella resplandecerá en las palabras y los actos. […] Debe morar en el corazón el espíritu de la benevolencia genuina. El amor imparte a quien lo posee gracia, recato y modestia en la conducta. El amor ilumina el rostro y suaviza la voz; refina y ennoblece a todo el ser. Lo pone en armonía con Dios, porque es un atributo celestial.— El hogar cristiano, cap. 69, pp. 404, 405 (1894).

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS
Elena G. de White
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*