14 de diciembre | Maranata: El Señor viene | Elena G. de White | La nueva Jerusalén: nuestro hogar

Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo. Isaías 65:18.

Allá está la Nueva Jerusalén, la metrópoli de la nueva tierra glorificada, “corona de gloria en la mano de Jehová, y diadema de reino en la mano del Dios tuyo”. Isaías 62:3. “Su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal”. Apocalipsis 21:11. “Las naciones… andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella”.
vers. 24. El Señor dijo: “Me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo”. Isaías 65:19…
En la ciudad de Dios “no habrá ya más noche”. Nadie necesitará ni deseará descanso. No habrá quien se canse haciendo la voluntad de Dios ni ofreciendo alabanzas a su nombre. Sentiremos siempre la frescura de la mañana, que nunca se agostará. “No tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará”. Apocalipsis 22:5. El pueblo de Dios tiene el privilegio de tener comunión directa con el Padre y el Hijo. “Ahora vemos por espejo, oscuramente”. 1 Corintios 13:12. Vernos la imagen de Dios reflejada como en un espejo en las obras de la naturaleza y en su modo de obrar para con los hombres; pero entonces lo veremos cara a cara sin velo que nos lo oculte. Estaremos en su presencia y contemplaremos la gloria de su rostro.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 734, 735.
Allí conoceremos como somos conocidos. Allí hallarán aplicación más dulce y verdadera el amor y las simpatías que Dios ha implantado en el alma. La comunión pura con seres celestiales, la armoniosa vida social con los ángeles bienaventurados y los fieles de todas las épocas, el sagrado compañerismo que une “toda familia en los cielos y en la tierra” (Efesios 3:15), todas estas cosas se
cuentan entre las experiencias del más allá.—La Educación, 296.

DEVOCIONAL MARANATA: EL SEÑOR VIENE
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*