14 de abril | Mi vida Hoy | Elena G. de White | Cómo alcanzar el conocimiento


Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría, si inclinares tu corazón a la prudencia; si clamares a la inteligencia, y a la prudencia dieres tu voz; si como a la plata la buscares, y la escudriñares como a tesoros; entonces entenderás el temor de Jehová, y hallarás el conocimiento de Dios. (Prov. 2:3-5)

Nadie crea que lo sabe todo. La profundidad del intelecto humano es susceptible de medición; las obras de los autores humanos pueden ser conocidas a fondo; pero ni el más alto y amplio vuelo de la imaginación puede descubrir a Dios. Hay infinitud más allá de lo que podemos comprender. Hemos visto apenas un centelleo de la gloria divina y de la infinitud del conocimiento y la sabiduría. Podríamos decir que hemos estado cavando en la superficie de la mina que oculta riquísimo mineral aurífero para recompensar con él a quien cave hasta hallarlo. Hay que ir cada vez más hondo en el seno de la mina, y como resultado tendremos un tesoro maravilloso. A través de una fe correcta el conocimiento divino se convertirá en conocimiento humano.
Nadie puede escudriñar las Escrituras en el Espíritu de Cristo sin recibir recompensa. Cuando un hombre se muestra dispuesto a recibir enseñanza como un niñito, cuando se somete completamente a Cristo, encuentra la verdad en su Palabra. Si los hombres obedecieran, entenderían el plan de gobierno de Dios. El mundo celestial abriría sus tesoros de gracia y gloria para que fueran explorados. Los seres humanos serían totalmente diferentes de lo que son actualmente; porque al explorar la mina de la verdad, se ennoblecerían. El misterio de la redención, la encarnación de Cristo, su sacrificio expiatorio no serían, como lo son ahora, un concepto vago para ellos No solamente se los entendería mejor, sino que se los apreciaría mucho más…
El conocimiento experimental de Dios y de Cristo transforma al hombre a la semejanza de Dios. Confiere al hombre el dominio de sí mismo, sometiendo cada impulso y pasión…al control de las facultades superiores de la mente. Convierte a su poseedor en hijo de Dios y heredero del cielo. Lo pone en comunión con la mente del Infinito y le abre los ricos tesoros del universo. (ST, 12-09-1906) (112)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional, Mi vida Hoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*