13 de enero | Una religión radiante | Elena G. de White | Tu salvación

«Nosotros nos alegraremos por tu salvación, y en el nombre de nuestro Dios alzaremos bandera. Cumpla el Señor todos tus anhelos». Salmo 20: 5, RVA15

TODO EL CIELO ESTÁ INTERESADO en nuestra salvación. Los ángeles de Dios, miles de millares, y diez mil veces diez mil, son comisionados para ministrar a los que serán herederos de salvación. Nos protegen del mal y rechazan nuestra destrucción. ¿No tenemos motivos de agradecimiento en todo momento, aun cuando haya evidentes dificultades en nuestra senda?— Testimonios para la iglesia, t. 6, p. 71.
Dios desea que los que reciben su gracia sean testigos de su poder. A aquellos cuya conducta ha sido más ofensiva para él los acepta libremente; cuando se arrepienten, les imparte su Espíritu divino; los coloca en las más altas posiciones de confianza y los envía al campamento de los desleales a proclamar su misericordia ilimitada. Quiere que sus siervos atestigüen que por su gracia los hombres pueden poseer un carácter semejante al suyo y que se regocijen en la seguridad de su gran amor.— El Deseado de codas las gentes, cap. 86, p. 782.
«Que Dios te conceda lo que pidas de todo corazón, y que haga realidad lo que pienses hacer. ¡Lanzaremos gritos de alegría cuando Dios te conceda la victoria».
Salmo 20: 4-5, TLA

Mi reflexión personal
__________________________
__________________________
__________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE
Reflexiones diarias para una vida cristana feliz
Elena G. de White

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*