Alterando su rutina diaria, un reservado caballero inglés partió del puerto de Dover acompañado de su sirviente francés llamado Passepartout. Viajaron por tren, por barco, por un velero, por trineo, y hasta sobre un elefante, para lograr su hazaña. Tuvieron que superar numerosos obstáculos, pero de acuerdo al relato novelado, estos viajeros lograron dar la vuelta al mundo en 80 días. Esta aventura extraordinaria sigue siendo popular hasta hoy. ¿Qué podemos aprender de ella?

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*