11 de mayo | Mi vida Hoy | Elena G. de White | Prosperidad y salud

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas cosas, y que, tengas salud, así como tu alma está en prosperidad. (3 Juan 2)

El Salvador, en sus milagros, manifestaba el poder que está siempre obrando en provecho del hombre, para sostenerlo y sanarlo. Por medio de los agentes naturales, Dios trabaja, día tras día, hora tras hora y cada momento, para conservarnos vivos, para levantarnos y restaurarnos. En cuanto alguna parte del cuerpo sufre perjuicio, empieza el proceso de curación; los agentes naturales son puestos a trabajar para restablecer la salud. Pero el poder que obra por medio de estos agentes es el poder de Dios. Todo poder capaz de dar vida procede de él. Cuando alguien se repone de su enfermedad, es Dios quien lo sana…
Las palabras dirigidas a Israel se aplican hoy día a los que recuperan la salud del cuerpo o la del alma: “Yo soy Jehová tu Sanador.”
El deseo de Dios para todo ser humano va expresado en las palabras: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas cosas, y que tengas salud, así como tu alma está en prosperidad”. (MC:102-103)
El aire puro, el sol, la abstinencia, el descanso, el ejercicio, un régimen alimenticio conveniente, el uso del agua da confianza en el poder divino; éstos son los verdaderos remedios. (MC:118)
Las cosas de la naturaleza son bendiciones de Dios destinadas a proporcionar salud al cuerpo, al espíritu y al alma. Son dadas al que goza de buena salud para que la conserve y al enfermo para curarlo…La naturaleza es el médico de Dios. El aire puro, el alegre sol, las bellas flores y los grandes árboles, los vergeles, los viñedos y el ejercicio al aire libre en medio de esas cosas maravillosas, he aquí lo que comunica salud, he aquí el elixir de vida…
Nada tiene mejor éxito para restablecer la salud y dar felicidad al enfermo crónico que vivir entre las cosas atrayentes de la campiña. (5TS:36-37)
La vida al aire libre es buena para el cuerpo y la mente. Es el remedio divino para restaurar la salud. (7T:85)
La verdadera religión y las leyes de la salud marchan de la mano. (RH, 12-11-1901)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White

Home


Facebook:
https://www.facebook.com/groups/Devoc…
========================
Visita también:

Inicio

Home


========================

Comments

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*