11 de marzo | Una religión radiante | Elena G. de White | Una nación encantadora

«“Entonces todas las naciones los llamarán a ustedes dichosos, porque ustedes tendrán una nación encantadora”, dice el Señor Todopoderoso».
Malaquías 3: 12, NVI

CUANDO NUESTROS SENTIDOS SE DELEITEN en la diversidad y la belleza de la tierra, pensemos en el mundo venidero, que nunca conocerá mancha de pecado ni de muerte; donde la faz de la naturaleza no se verá ya oscurecida por las sombras de la maldición. Procuremos tener en mente una vislumbre del hogar de los redimidos; y pensemos que será más glorioso que cuanto pueda imaginar la inteligencia más brillante. En los múltiples dones de Dios en la naturaleza no vemos sino un muy pálido reflejo de su gloria. Escrito está: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman» (1 Cor. 2: 9, NVI).
Tanto el poeta como el naturalista tienen mucho que decir sobre la creación; pero es el creyente quien más goza de las bellezas naturales, pues reconoce la obra de las manos de su Padre y percibe su amor en la flor, en el arbusto y en el árbol. Quien no los sepa ver como una expresión del amor de Dios por la humanidad, no podrá valorar pieriamente la significación de la colina, del valle, del río y de la mar.— El camino a Cristo, cap. 10, pp. 127-128.
«Sí, toda la nación, todos ustedes, me están defraudando […].
To, el Señor todopoderoso, les digo: Traigan su diezmo al tesoro del templo, y asi habrá alimentos en mi casa. […] Todas las naciones les llamarán dichosos, porque ustedes tendrán un país encantador». Malaquías 3: 9-12, DHH

MI REFLEXION PERSONAL
_________________________
_________________________
_________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE
Reflexiones diarias para una vida cristana feliz
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*