11 de julio | Una religión radiante | Elena G. de White | La mayor de las alegrías

«¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y se le pierde una de ellas, no deja en el campo las otras noventa y nueve y va en busca de la que se le había perdido? Cuando la encuentra, se la pone sobre los hombros lleno de alegría y, al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos y les dice: “¡Alégrense conmigo, porque ya encontré la oveja que se me había perdido!”». Lucas 15: 4-6, LPH

LA PARÁBOLA DE LA OVEJA EXTRAVIADA debiera ser adoptada como lema en toda familia. El divino Pastor deja las noventa y nueve, y sale a través del campo en busca de la perdida. Hay zarzas, torrentes y barrancos, y el Pastor sabe que si la oveja está en alguno de esos lugares, una mano amistosa debe ayudarla a salir. Cuando a lo lejos oye su balido, hace frente a cualquier dificultad para rescatar a su oveja perdida. Cuando la descubre, no la abruma con reproches. Se alegra de encontrarla viva. Con mano firme, aunque suave, aparta las espinas, o la saca del barro; la alza tiernamente sobre sus hombros, y la lleva de vuelta al redil. El Redentor puro y sin pecado carga con el sucio pecador.

El que expía los pecados lleva la oveja enlodada; pero es tan valiosa su carga, que proclama con alegría: «Alégrense conmigo; ya encontré la oveja que se me había perdido» (Luc. 15: 6, NVI). […] Notemos el gran gozo manifestado por el Pastor al recobrar la oveja perdida, que llama a sus vecinos, y les dice: «¡Vengan a mi casa y alégrense conmigo! ¡Ya encontré la oveja que había perdido!» (TLA). Y por todo el cielo repercute la nota de gozo. El Padre mismo se regocija con alabanzas por el alma rescatada. ¡Qué maravilloso éxtasis de gozo se expresa en esta parábola! Y nosotros tenemos el privilegio de participar de ese gozo.

¿Estoy yo, al ver su ejemplo, cooperando con Aquel que está tratando de salvar a los perdidos? ¿Soy colaborador de Cristo?.— Testimonios para la iglesia, t. 6, pp. 129-130.

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*