11 de enero | Una religión radiante | Elena G. de White | Dios es nuestro ayudador

«Felices son los que tienen como ayudador al Dios de Israel, los que han puesto su esperanza en el Señor su Dios». Salmo 146: 5, NTV

Cuando Jacob tuvo QUE HUIR del hogar paterno, después de haber pecado engañando a Esaú, y abrumado por el peso de la culpa, se sentía solo, abandonado y separado de todo aquello que le hacía agradable la vida. El pensamiento que más oprimía su alma era el temor de que su pecado lo hubiera apartado de Dios y que el cielo lo hubiera abandonado. Abatido por la tristeza, se recostó para descansar sobre el duro suelo. Se hallaba inmerso en la soledad de las colinas y lo cubría la bóveda celeste con su estrellado manto. Mientras dormía, de repente vio una extraña luz. Desde la llanura donde estaba acostado, una larga e impresionante escalera parecía ascender hasta las mismas puertas del cielo. Los ángeles de Dios ascendían y descendían por ella, mientras que desde la gloria de las alturas se oía la divina voz proclamando un mensaje de consuelo y esperanza. Así se le reveló a Jacob lo que satisfacía la necesidad y ansia de su alma: un Salvador. Con gozo y gratitud vio que se le mostraba un camino por el cual él, aunque pecador, podía ser restituido a la comunión con Dios.— El camino a Cristo, cap. 2, pp. 29-30.
La historia de Jacob es una promesa de que Dios no desechará a los que fueron arrastrados al pecado, pero que se han vuelto al Señor con verdadero arrepentimiento.—Patriarcas y profetas, cap. 18, p. 179.

«Dios mío, tu perdón nos llega a todos como una bendición, tu perdón boira nuestros pecados y rebeldías.
Tú bendices y declaras inocentes a los que no actúan con malicia». Salmo 32: 1-2, TLA

Mi reflexión personal
__________________________
__________________________
__________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE
Reflexiones diarias para una vida cristana feliz
Elena G. de White

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*